Temblores negativos en los perros: Edad avanzada

Como dueños de mascotas, podemos ver que nuestro perro desarrolla temblores en sus piernas. Mientras que se espera que en un perro mayor haya ciertos temblores, no tenemos que asumir simplemente que este hecho es normal. Los temblores en perros mayores también pueden significar dolor, en especial en las articulaciones e incomodidad.

Solución: Trabaja con tu veterinario para ver si algún tratamiento o terapia puede aliviar el dolor o evitar el deterioro . Adicionalmente, es importante recordar que los perros mayores no pueden físicamente actuar como los perros jóvenes y debemos ajustar sus rutinas de ejercicio de acuerdo a su edad.

Es importante no ignorar los temblores de tu perro. Puede haber una razón para ello. Es importante prestar atención así nos aseguramos que nuestro perro recibe ayuda si la necesita.

Vía: www.cesarsway.com por Juliana Weiss-Roessler

Anuncios

Temblores negativos en los perros: Estrés

Como a nosotros, los perros y gatos pueden estar estresados y estar ansiosos. También como nosotros, existen muchas causas que lo provocan: montar en coche, los sonidos de las sirena, viajes al veterinario y más cosas. Lo peor, los diferentes agentes estresantes pueden darse a lo largo de experiencias negativas. Cuando se enfrentan con estos agentes estresantes , muchos perros pueden temblar o comportarse mal como es el ladrar o mordisquear los muebles.

Solución

Muchos perros pueden aliviar su ansiedad mediante el entrenamiento. Si esto no funciona, es mejor que lo hables con tu veterinario ya que existen medicinas que le pueden ayudar.

Vía: www.cesarsway.com por Juliana Weiss-Roessler

Temblores negativos en perros: Enfermedad o dolor

A menudo, los perros temblarán si tienen algún dolor o están sufriendo de alguna enfermedad, tal y como nosotros tenemos temblores cuando tenemos un resfriado o fiebre. Las enfermedades asociadas a los temblores son moquillo, síndrome de temblores generalizados (GTS), enfermedades en el hígado, enfermedad de Addison, envenenamiento, nauseas, convulsiones e inflamaciones del cerebro.

Solución:

Si sospechamos que nuestro perro puede tener dolor o está enfermo, debemos ir al veterinario.

Vía: www.cesarsway.com por Juliana Weiss-Roessler