El cuidado de tu bulldogs. Socialización 

Socializa a tu perro desde pequeños

 

Como muchos perros, los bulldogs pueden ser tímidos y retraídos cuando se ven rodeados de caras desconocidas. Para asegurarnos que nuestros perros pueden estar con otras personas y/o perros, debemos exponerlos a nueva gentes y animales desde que son pequeños. Los cachorros se adaptan muy bien a la socialización y se vuelven perros bien balanceados. Además, tu perro se acostumbra a pasear por la cuidad en coche contigo (pero recuerda, nunca lo dejes solo en el coche) y pasea por el vecindario para que ellos se acostumbren a los alrededores.

 

Aquí unos puntos a tomar en cuenta:

 

·         Monitoriza a tu perro cuando lo estas introduciendo con gente nueva y mascotas.

·         Algunas tiendas de animales ofrecen clases de obediencia que ayudan al perro a ser más sociable y amigable. Si tenemos problemas para socializarlo, es una manera magnifica de empezar

·         Si queremos que nuestro perro siga nuestras órdenes y nos escuche, tenemos que establecer y crear  un lazo de confianza con  ellos.

 

Vía: http://bulldogguide.com

 

El cuidado de tu bulldogs. Ejercicio y la alimentación.

Ejercicio

Contrario a la creencia popular, los bulldogs necesitan hacer ejercicio al igual que cualquier otro perros para ser felices y saludables. Toma en cuenta que las caminatas regulares previene que tu perro se aburra y le de por morder cosas que no debe en la casa. Si caminas con él le gastas la energía y cuando llega a casa no está aburrido. Dormirá. El ejercicio adecuado es vital para la salud del bulldog y para si bienestar. Algunas cosas que tenemos que tomar en cuenta son:

 

·         En  un día caluroso debemos hacer caminatas cortas. Puedes calcular  la distancia de acuerdo a lo que suele caminar el bulldog.

·         No saques de paseo a tu perro inmediatamente después de comer.

·         Evita sacar a tu perro a medio día cuando el sol está en su máximo apogeo.

 

 

 

Alimentación

 

 

Los bulldogs son propensos a comer de más si no se monitoriza la comida que ingieren. Además la raza bulldog  gana peso fácilmente y se  ponen gordos enseguida. En vez de darle comida a diestra y siniestra considera alimentarlo 4 veces al día y lentamente cambia el habito para hacerlo 2 veces al día.

 

Hay que tomar  en cuenta estas cosas:

 

·         Los bulldogs son unos comedores desordenados así que aliméntalos en la cocina o en el exterior así no tenemos que limpiar mucho varias veces al día.

·         Si tu perro empieza a ponerse gordo, llévalo al veterinario para que te haga un régimen profesional.

·         Aliméntalo solo con comida de calidad para que nos aseguremos que tienen la nutrición adecuada.

·         No lo alimentes con comida de humanos. Ciertos alimentos son tóxicos para ellos como las uvas, el chocolate, el aguacate, la nueces de macadamia, etc.

·         Monitoriza las calorías que se toma y el peso ocasionalmente.

 

 

Vía: http://bulldogguide.com

 

El cuidado de tu bulldogs. Tolerancia al calor y la humedad.

Los bulldogs son unos compañeros devotos y leales  que se pueden convertir en una perfecta adicción para tu familia. Mientras disfruta  de los tiempos de juegos y paseos, también pueden llegar a ser perezosos y necios cuando se vuelven mayores. Esto les hace estar menos entusiasmados con los paseos y la actividad física.

 

Los bulldogs son conocidos por su personalidad amistosos y amable, lo que significa que se llevan bien prácticamente con todo el mundo. Si estamos planeando adoptar a un bulldog o ya tenemos uno, hay algunas cosas que tenemos que tomar en cuenta para asegurarnos que nuestra mascota permanece feliz y saludable:

 

Tolerancia al calor y la humedad

 

Se cuidadoso cuando  saques de paseo a tu bulldog en un día caluroso y vigila los signos de sobrecalentamiento y golpes de calor. Los bulldogs no tienen una gran tolerancia hacia el calor y la humedad. Si queremos pasar tiempo con ellos en el patio o parque es mejor que llevemos una piscina hinchable infantil y la pongamos en un sitio con sombra para que tu perro pueda enfriarse mientras los demás estamos al sol. Recuerda que los bulldogs son perros de interior y no se pueden dejar solos en el exterior sin vigilancia más de una hora.

 

Aquí unas cosas que hay tener en cuenta:

 

·         No dejes tu mascota sola en el coche, ni tan siquiera unos minutos.

·         No permitas que tu hijo juegue con tu mascota en los días de calor, pueden cansarse y llevarse un golpe de calor.

·         Los bulldogs no pueden nadar y se pueden ahogar en aguas más profundas que el largo de sus piernas, toma en cuenta esto a la hora de llenar de agua la piscina infantil.

·         Si la temperatura está muy caliente, has las caminatas diarias con tu perro al atardecer donde el sol brilla pero ya con poca intensidad.

·         Una vez que nuestro perro ha sufrido un golpe de calor, se vuelven más sensibles al calor.

 

 

Vía: http://bulldogguide.com

 

 

Cómo librarse de las manchas  de las lagrimas en los Bulldogs (parte 1)

 Las manchas  de las lágrimas en las caras de los perros bulldog son un problema bastante común. Aprenderemos a saber que las causa y soluciones simples para tratarlas y mantenerlas a raya.

 

 

¿De dónde salen esas manchas?

 

Las manchas son causada por el sobreflujo de las lágrimas en los ojos de tu perro. Además, se puede convertir en un problema si el conducto del ojo se llega a infectar o la humedad hace que se cree un campo de bacterias y de levadura. Las manchas también pueden ser indicativas de que hay un bloqueo o inflamación del conducto lagrimal que hace que no drenen adecuadamente.

 

Determinar las causas

 

·         Fíjate si tu perro tiene una decoloración marrón o rosa alrededor del área del ojo.

·         Mira si tiene sensibilidad, picor o comezón alrededor de los ojos.

·         Humedad excesiva debajo de los ojos

·         Olor a levadura en la región del ojo.

·         Chequea las arrugas de los ojos.

 

Las manchas pueden causar una decoloración oscura, como marrón alrededor o debajo de los ojos. Afectan a todos los bulldogs pero es más evidente en los perros con color claro o blanco en especial en las arrugas más grandes.

En el siguiente articulo veremos las causas.

Vía: http://www.betterbully.com

 

 

Problemas oculares: Cherry Eye o prolapso de la membrana nictitante 

Es casi el problema más común en el cuidado de los ojos de un bulldog. Normalmente solo pasa en perros jóvenes. ¿Has visto una bola dentro del párpado de nuestro bulldog en un color blanco rojizo? El nombre, Ojo cereza o cherry eye lo explica muy bien. Lo que básicamente pasa es el tercer párpado se descuelga y sobresale del ojo. Puede incrementar el lagrimeo. Una vez que descubrimos que el “cherry eye” se ha salido es porque es el resultado de golpe en la zona de ojo o de un esfuerzo. No te preocupes, más allá de que le  pueda restringir la visión parcial o llegue a irritarse no suele ser muy doloroso.

 

El cherry eye se puede meter en su sitio, está es la técnica de masajeo para colocarlo, si podemos, debemos usurar un lubricante ocular. Justo debajo del cherry eye, debemos empujar el parpado inferior hacia arriba y presionar levemente el cherry eye para que vuelva dentro del ojo. A veces tienes suerte de que vuelva  a la primera, otras veces no. Es cuestión de práctica.

 

 

Tratamiento

 

¿No tienes suerte? Este problema puede ser arreglado por el veterinario en una o dos maneras. O que lo meta dentro y le de una puntada o que se lo quiten quirúrgicamente. El veterinario te advertirá que el problema  puede volver  a pasar y lo mejor es quitar. Sin embargo, un nuevo estudio revela que quitar el tercer párpado traerá algunos problemas añadidos.

 

Debemos saber que este cherry eye es el responsable de producir muchas de las lágrimas de tu bulldog. Una reducción en las lágrimas puede producir sequedad en los ojos crónica dejando a sus ojos sin limpiar esa suciedad y sin poder luchar contra las infecciones. Créeme, no quieres que diagnostiquen con sequedad en el ojo  a tu bulldog.

 

Un precio razonable del coste de la operación del cherry eye es de unos 80/100 euros por cada uno. La operación requiere anestesia, pero es una operación rápida que requiere de una a dos horas en completarse. Lo mandarán a casa y te darán algún antibiótico y  pastillas para el dolor. Si tienes suerte, te darán ese collar isabelino para evitar que tu bulldog se lastime los ojos.

 

Mi recomendación es intentar meter el cherry eye dentro del ojo en vez de quitárselo. Es importante que busques un veterinario especializado en bulldogs que haya practicado la rutina de meter el cherry eye dentro del ojo. La extiración debe ser considerada como el último recurso.

 

 

 

Vía: http://redwhiteandbulldogs.com