18 razas que no harán demasiado caso a tus órdenes.

De acuerdo con el libro del profesor de psicología canina Stanley Corens llamado “La inteligencia de los perros” hemos compilado las 18 razas menos “inteligentes” entendiendo lo de “menos inteligentes” como el menor grado de inteligencia en el trabajo/obediencia que solo entienden las órdenes después de 80 a 100 repeticiones o más  y obedecen una orden el 25% de las veces o menos. Es un 100% seguro que a estos perros no les importe entender la orden  o hacer un trabajo.

 

1.- Bobtail:  “¿Coger? ¿De verdad? ¿Qué tal si me siento y tu vas a cogerla?.”

2.- Perro de montaña de los Pirineos: “¿Si?, ¡No!”

3.-Terrier escocés: “Humano, humano, humano.  Me encanta que te creas que te estoy escuchando”

4.-San Bernardo: “ Bien, hay chuches”. “Bueno, me da igual, es hora de la siesta”

5.-Bull Terrier: “Estoy bien con este paseo. Vamos a parar y oler las flores”.

6.-Chihuahua: “¿De verdad quieres que yo haga eso?”

7.-Lhasa Apso: “Sabes, realmente no me gustas”

8.-Shih Tzu: “ Suficiente con lo que quiero. Vamos a hablar de mi fascinante peinado”

9.- Basset Hound: “Estas molestando, estoy pensando en la inmortalidad del cangrejo”

10.-Mastín: “¿Otra vez esto? ¿Es en serio?”

11.- Beagle: “No te necesito. Tengo a  mi hermano y es adorable”.

12.- Pekinés: “¿Por qué estás hablando con esa voz? No entiendo, ¿estás bien?”

13.-Perro de San Huberto:  “¿Parece que yo quiera ir a por la pelota? No”

14.-Borzoi: “Mi novio solía traerme flores. Ahora él no lo hace  ya ahora yo no puedo, no puedo hacerlo”

15.-Chow Chow: “¿Sabes que tan difícil es correr con toda esta masa esponjosa de pelo?

16.-Bulldog inglés: “ He dicho que no, fin de la discusión”

17.-Basenji: “Mírame a los ojos, te estás quedando dormida, muy dormida. Tan dormida que se te caen las chuches”.

18.- Galgo afgano: “Soy feliz tla y como soy y tú vete a tus negocios y déjame”

 

Vía: http://stories.barkpost.com/ por Regina Lizik

 

Anuncios

¿Cómo se que el bulldog inglés es el perro correcto para mí?

Si contestas si a estas 12 preguntas, puede ser que estés listo para tener un bulldog inglés en tu vida.

 

 

1.       ¿Has pensado en la posibilidad de gastar miles de euros por año para su cuidado médico?

2.       ¿Estás dispuesto a tener un perro que no puede hacer demasiado ejercicio sin sobrecalentarse y poder morir en el intento?

3.       ¿ Estás dispuesto a limpiar los pliegues de tu bulldog dos veces al día para prevenir infecciones por levaduras o bacterias?

4.       ¿Estás de acuerdo con poseer un perro de interior que no puede vivir en el exterior?

5.       ¿Estás dispuesto a gastar  dinero extra, tiempo y energía  para afinar una dieta alimenticia para un bulldog inglés?

6.       ¿Estás dispuesto a limpiar a tu bulldog una vez por semana?

7.       ¿Eres consciente que de que tu perro morirá un 40% más joven que el promedio de otros perros?

8.       ¿Eres capaz de aguantar a tu perro sufriendo porque los humanos que los crían lo hacen en base a su apariencia en lugar de importarles la salud?

9.       ¿Estás dispuesto a cubrir tu suelo de madera, baldosas o mármol con alfombras o tapetes para que tu bulldog inglés con articulaciones débiles no sufran más estrés extra?

10.   ¿Estás dispuesto a pagar por múltiples cirugías que ayuden a arreglar los inevitables problemas de salud que tienen los bulldogs?

11.   ¿Estás de acuerdo con que tu perro no pueda darse largos paseos por culpa de que se cansan y se sobrecalientan?

12.   ¿Llevas bien lo de limpiarle el culo y genitales a tu bulldog con toallitas para bebé despue´s de cualquier viaje al baño para evitar infecciones?

 

Vía: http://www.betterbully.com

 

Cosas que nadie te dice cuando vas a tener un perro 

Hay algunas cosas que todo el mundo te dice antes de tener un perro: la responsabilidad, los paseos, las bolsas de las cacas por nombrar algunas. Pero hay cosas que NADIE te dice. Estas son las cosas que nadie te dice cuando decides tener un perro.

 

 

1.- Tu ya no eres tu prioridad número uno.

 

2.- Hay un periodo de ajuste entre ambos y algunas veces te sientes como la peor dueña del mundo.

 

3.- Rutina: Tu rutina diaria cambia drásticamente, para mejor:  Empezamos las mañanas antes, caminamos mas y nos damos besos al final de un día largo con tu perro.

 

4.- Por otro lado, tu vida social se situará en el asiendo de atrás. Ya no será tan fácil organizar esos viajes de fin de semana, tomar clases extras o tomarte tiempo para ti. Pero ver nuestra cara de felicidad cuando nuestro perro mueve su rabito al vernos compensa

 

5.- Las emergencias y accidentes pueden y pasarán.  Estate preparado en un día de lluvia: Yo no tenía ni idea de cuánto costaba el cuidado de un perro. Había presupuestado comida, juguetes, cama y algunos accesorios pero no estaba preparada para las facturas de veterinario. Los accidentes son inevitables así que sal con dinero en ese día de lluvia.

 

6.- No necesitamos un montón de cosas de marca. Solo las básicas: A nuestro perro le vale cacahuetes si lleva un collar Julius o uno de Coach. Así que ahorra dinero de donde puedas.

 

7.-Has tus propias investigaciones: Hay un montón de cosas que hacer con tu perro, regístralo, licencias, seguros, vacunas, documentación de viajes, enfermedades comunes. Así que estate preparada para cualquier situación. Mientras más preparado, menos estrés.

 

8.- Entrevista a cuidadores de perros o paseadores antes de que necesites a uno. Encontrar a la persona correcta que cace con tu perro lleva su tiempo: No esperes al último momento y añadas estrés a ti y a tu perro.  Incluso el mejor cuidador de perros puede no ser la mejor opción para tu perro. A algunos perros les estresa estar en sitios con muchos perros o con gente que no conoce.

 

9.- Empieza su entrenamiento desde temprano. Pero no relajes ningunas de las normas. Encuentra la manera de trabajar de la mejor manera para ti y para tu perro.

 

10.- Introduce a tu perro en nuevas situaciones poro a poco.

 

11.-Te sentirás frustrado contigo y con tu perro y es totalmente normal y está bien: No es una reflexión acerca de tus habilidades como dueño o las de tu perro. Al perro le lleva tiempo aprender y  a ti enseñarlo.

 

12.-  Algo que te gusta mucho será meado y probablemente cagado.

 

13.- La última, pero la mejor de todas, un amor inimaginable. Nunca creerás la relación que puedes tener con tu perro hasta que lo vives en vivo y a todo color. Serán el centro de tu mundo y tu todo. Tendréis vuestras altas y bajas, pero todo irá bien. Te será imposible imaginar la vida sin él.

 

 

Vía: http://barkpost.com

Cosas que una persona con cachorros solo puede entender

Seguro que reconoces  a una persona que tiene perro por el brillo de sus ojos… ¿Será el amor? ¿El asombro? ¿O solo el cansancio y la falta de sueño? . Si lo que tienen es un cachorro es posible que sea la combinación de todo esto

 

Mientras que la gente con perro tienen un montón de cosas en común, hay ciertas verdades que solo la gente con cachorros puede entender. Desde el factor desagradable (la manera en que caminan hacia sus propias heces) hasta el factor aaaaaaaaah! (la manera en que se mueven mientras sueñan) . Hemos compilado las siguientes cosas que solo un dueño de cachorros puede entender.

 

1.       Que mordisqueen tu zapato con tu pie dentro.

2.       El papel higiénico no es solo para humanos.

3.       Cualquier cosa puede hacer de almohada.

4.       Las patitas de los perros son muy adorables. Sobre todo cuando duermen.

5.       Los rollos de papel (ya sean higiénico o de cocina) sufren el ataque de los dientes de los cachorros.

6.       El mejor momento del día es cuando vuelves a casa y te recibe tu cachorro, que puede ser pequeño, grande o muy grande

7.       Nada es más apetecible que estrujar a tu cachorro.

 

Vía: http:// barkpost.com  por ELISABETH GEIER