Como detener al  perro que te roba la comida 

Después de disfrutar de una deliciosa cena familiar, llevas  el plato al fregadero. Te das la vuelta y pillas a tu perro cogiendo lo que sobró de la comida ¿Cómo pudo ser tan rápido?

 

Si tu perro roba comida, te puede hacer paranoico.  Te esfuerzas por dejarlo todo fuera de su alcance. Te aseguras que arrimas bien las sillas para que no se pueda subir. Les dices a tus hijos que no deben dejar comida al alcance del perro.

 

Pero esto no para esa conducta. Y puede ser increíblemente frustrante.

 

Cuando tu perro roba la comida, lo hace actuando bajo su instinto. La comida en libertad no abunda, así que los perros aprendieron a cogerla para sobrevivir. En esencia, la comida que no está guardada es para cogerla, si no quieres que la coma, no deberías dejarla sola.

 

¿Entonces como paras esa conducta? Más que parar la conducta, necesitas cambiar el estado emocional de tu perro. La comida significa excitación para los perros, pero eso es lo que no quieres. Tú lo quieres en calma y sumiso. Existen a algunas maneras de lograrlo.

 

·         Échalo de golpe (literalmente): Coge un plato con comida y acércalo al perro. El perro se excitará seguro. Puede babear e incluso  se parará o saltará.

 

Lo primero que quieres que haga es que se quede quieto y se siente. Estará excitado. Coge el plato y aléjalo unos centímetros de él. Si se acerca, truena los dedos o has “Shhh” y tócalo con los dedos gentilmente pero con firmeza.

 

                Esto lo quitará de su estado de excitación, pero no has terminado. Empuja el plato hacia él. Si va a por el plato, truena los dedos y tócalo de nuevo. Tu meta es que se aleje de la gente que tiene comida y que si excitación desaparezca

 

 

·         Anímalo a que se acueste: ¿Cómo? Dándole chuches, incluso si vienen de tu propio plato.

 

Es así como funciona. Antes de que empieces a cocinar o comer, déjalo acostado y tranquilo. Cada vez que lo haga así, recompénsalo con un poco de comida. Hazlo frecuentemente hasta que empiece asociar que estar quieto y acostado tiene recompensa.  Con el tiempo, se acostará con la esperanza de que ser alimentado en vez de tenerse que buscar la comida.

 

Una versión relacionada de esta técnica es el crear una “área de chuches” para tu perro, como su cama o una alfombra cómoda. Con el reforzamiento suficiente, ella irá a su lugar “especial” cuando empieces a cocina o comer porque ella sabe cómo obtener comida.

 

Por supuesto, nada borrará por completo esa conducta. Es algo intrínseco que tiene milenios en la evolución. Si dejas comida por allí tu perro intentará ir a por ella. Así que mientras tratas de cambiar el estado emocional de los perro no olvides cambiar tu propia conducta.

 

Vía: https://www.cesarsway.com/ por Josh Weiss-Roessler

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s