El cuidado de tu bulldogs. Tolerancia al calor y la humedad.

Los bulldogs son unos compañeros devotos y leales  que se pueden convertir en una perfecta adicción para tu familia. Mientras disfruta  de los tiempos de juegos y paseos, también pueden llegar a ser perezosos y necios cuando se vuelven mayores. Esto les hace estar menos entusiasmados con los paseos y la actividad física.

 

Los bulldogs son conocidos por su personalidad amistosos y amable, lo que significa que se llevan bien prácticamente con todo el mundo. Si estamos planeando adoptar a un bulldog o ya tenemos uno, hay algunas cosas que tenemos que tomar en cuenta para asegurarnos que nuestra mascota permanece feliz y saludable:

 

Tolerancia al calor y la humedad

 

Se cuidadoso cuando  saques de paseo a tu bulldog en un día caluroso y vigila los signos de sobrecalentamiento y golpes de calor. Los bulldogs no tienen una gran tolerancia hacia el calor y la humedad. Si queremos pasar tiempo con ellos en el patio o parque es mejor que llevemos una piscina hinchable infantil y la pongamos en un sitio con sombra para que tu perro pueda enfriarse mientras los demás estamos al sol. Recuerda que los bulldogs son perros de interior y no se pueden dejar solos en el exterior sin vigilancia más de una hora.

 

Aquí unas cosas que hay tener en cuenta:

 

·         No dejes tu mascota sola en el coche, ni tan siquiera unos minutos.

·         No permitas que tu hijo juegue con tu mascota en los días de calor, pueden cansarse y llevarse un golpe de calor.

·         Los bulldogs no pueden nadar y se pueden ahogar en aguas más profundas que el largo de sus piernas, toma en cuenta esto a la hora de llenar de agua la piscina infantil.

·         Si la temperatura está muy caliente, has las caminatas diarias con tu perro al atardecer donde el sol brilla pero ya con poca intensidad.

·         Una vez que nuestro perro ha sufrido un golpe de calor, se vuelven más sensibles al calor.

 

 

Vía: http://bulldogguide.com