Problemas oculares: Cherry Eye o prolapso de la membrana nictitante 

Es casi el problema más común en el cuidado de los ojos de un bulldog. Normalmente solo pasa en perros jóvenes. ¿Has visto una bola dentro del párpado de nuestro bulldog en un color blanco rojizo? El nombre, Ojo cereza o cherry eye lo explica muy bien. Lo que básicamente pasa es el tercer párpado se descuelga y sobresale del ojo. Puede incrementar el lagrimeo. Una vez que descubrimos que el “cherry eye” se ha salido es porque es el resultado de golpe en la zona de ojo o de un esfuerzo. No te preocupes, más allá de que le  pueda restringir la visión parcial o llegue a irritarse no suele ser muy doloroso.

 

El cherry eye se puede meter en su sitio, está es la técnica de masajeo para colocarlo, si podemos, debemos usurar un lubricante ocular. Justo debajo del cherry eye, debemos empujar el parpado inferior hacia arriba y presionar levemente el cherry eye para que vuelva dentro del ojo. A veces tienes suerte de que vuelva  a la primera, otras veces no. Es cuestión de práctica.

 

 

Tratamiento

 

¿No tienes suerte? Este problema puede ser arreglado por el veterinario en una o dos maneras. O que lo meta dentro y le de una puntada o que se lo quiten quirúrgicamente. El veterinario te advertirá que el problema  puede volver  a pasar y lo mejor es quitar. Sin embargo, un nuevo estudio revela que quitar el tercer párpado traerá algunos problemas añadidos.

 

Debemos saber que este cherry eye es el responsable de producir muchas de las lágrimas de tu bulldog. Una reducción en las lágrimas puede producir sequedad en los ojos crónica dejando a sus ojos sin limpiar esa suciedad y sin poder luchar contra las infecciones. Créeme, no quieres que diagnostiquen con sequedad en el ojo  a tu bulldog.

 

Un precio razonable del coste de la operación del cherry eye es de unos 80/100 euros por cada uno. La operación requiere anestesia, pero es una operación rápida que requiere de una a dos horas en completarse. Lo mandarán a casa y te darán algún antibiótico y  pastillas para el dolor. Si tienes suerte, te darán ese collar isabelino para evitar que tu bulldog se lastime los ojos.

 

Mi recomendación es intentar meter el cherry eye dentro del ojo en vez de quitárselo. Es importante que busques un veterinario especializado en bulldogs que haya practicado la rutina de meter el cherry eye dentro del ojo. La extiración debe ser considerada como el último recurso.

 

 

 

Vía: http://redwhiteandbulldogs.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s