#Cuidado de un #Bulldog

Muchos bulldogs jadean y ronca, mientras otros babean debido a su cortos hocicos y su protuberante mandíbula inferior. Estos son efectos colaterales físicos de la raza. Debido a la naturaleza comprimida de la mandíbula, tenemos que tener  un cuidado extra para mantener sus dientes limpios. Un cuidado dental temprano, con un cepillado diario, así nuestro bulldog se hará con el hábito dentro de su tiempo de limpieza.  Hay un cuidado mínimo en el pelaje que necesita el perro, pero los pliegues alrededor del rabo y las arrugas faciales deben limpiarse todos los días para prevenir suciedad o que se rasquen. Si no se hace  regularmente puede formarse una infección en la piel.

 

Los bulldogs aman los paseos en el exterior, pero no esperes que caminen, correr largas distancias o suban a grandes alturas. Su hocico corto les hace muy sensibles al calor o a la humedad y a muchos no les gusta nadar. Debemos usar  protección solar para la piel del perro si va a pasar mucho tiempo al sol y asegurarnos de que tenga agua suficiente para esos días de calor.

 

 

Vía: http://www.petmd.com/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s