Cosas que nuestro perro hace y que parecen raras

¿Cuántas veces no estás  durmiendo la siesta con tu amigo peludo y de  repente  sus piernas empiezan a moverse rápidamente? O Pones la almohada en el suelo para hacer la cama y cuando te descuidas están tus perros haciendo “sus cosas” con ella. Esas conductas inusuales, como muchas otras tienen una causa.

 

Es importante poner ojo a las conductas de nuestros perro. Puede parecer un hábito tonto, pero puede ser la única manera que tiene nuestro perro de decirnos algo acerca de su salud. Así que investigamos cuales son la conductas más raras que tienen nuestros perros y por la cuales no tenemos que preocuparnos (demasiado).

 

1.- Cazar su cola: De acuerdo a VetStreet, cuando nuestro perro intenta cazar su cola, simplemente significa que está entrenándose o que está aburrido. Imagina que tienes algo pegado que solo ocasionalmente ves por el rabillo del ojo. También estarías intrigado.

 

Pero si nuestro perro intenta cazar su cola en cantidades excesivas, puede tener problemas con sus glándulas anales, o puede ser una señal de que tiene un trastorno obsesivo- compulsivo. Trata de distraer a tu perro cuando empiece a andar en círculos. Si ni se inmuta, háblalo con tu veterinario para revisarlo en su próxima cita.

 

2.-Chuparte excesivamente:  Cuando un perro te lame, significa que te está dando besos. Sus lamidos son una señal de cariño y también es  lo que hace  la madre  cuando nacen sus cachorros, para limpiarlos y por razones sociales.

 

Cuando tu perro se la pasa lamiéndote, es probablemente porque te quiere. Por no mencionar, que la piel humana es extremadamente salada y los perros disfrutan lamiéndola, especialmente si estás sudado. Asqueroso, pero real.

 

3.-Comerse sus excrementos: Este hábito desagradable es debido que a que nuestro perro no tiene los nutrientes suficientes en su dieta. De acuerdo a Vetstreet, la coprofagia ( el término técnico de comerse la caca) también puede darse porque a tu perro le guste el olor y quiera probarla. Cualquiera que sea el caso, alimenta a tu perro con la comida apropiada y si el comer caca se convierte en un gran problema, háblalo con tu veterinario.

 

4.- Te intenta montar, aunque ya este aliviado:   “Compi, no, otra vez no”. Tu cara se pone roja cuando ves a tu perro intentando montar a ese carlino tan cuco en el parque te perros ¿Te suena?

De acuerdo con PetMD, el montar  a un perro no siempre es por razones sexuales. Usualmente lo hacen para demostrar dominancia hacia aquello que está montando (puede ser una almohada, tu pie, otro perro). Algunos perros solo lo hacen para obtener atención o porque están muy excitado. El montar es parte del juego de los cachorros. Nadie les ha dicho que no es socialmente aceptable.

 

5.- Correr en sueños:  ¡Tu perro está soñando!. Puede ser sueñe que persigue al cartero o que está jugando a coger la pelota. Los perros tienen varias fases de sueño como nosotros y algunas veces sus cuerpos imitan lo que está pasando en sus sueños. ¿Alguna vez te has despertado del sueño porque te caes en él? Lo mismo pasa con tu perro que se mueve mientras lo hace soñando.

 

 

6.- Volverse espídico: De acuerdo con VetStret, cuando los perros brincan o pasan de 0 a 100 en 1 segundo, es llamado “periodo de actividad periódica aleatoria” o mejor conocido como espídico. Esto es básicamente que un perro que tiene un montón de energía acumulada y está tratando de liberarla. 

 

No hay nada de malo que tu perro se vuelva espídico, pero es mejor que lo haga en campo abierto que en una pequeña  habitación. Así que sácalo al patio o al parque a que desfogue.

 

7. – Mirar fijamente o ladrar a su  reflejo: Es simple, tu perro se cree que está viendo a otro perro y quiere jugar con él, así que ladra para captar la atención del otro perro. Algunas veces el perro se puede frustrar porque no puede oler al otro perro y es por eso que finalmente acaban ladrando o viéndose fijamente en el espejo en estado de confusión.

 

8. Restregarse su trasero:  Si eres remilgado, prepárate. La razón principal por lo que tu perro hace eso es porque sus glándulas anales están llenas y necesita vaciarlas. Está intentando liberar esos fluidos , para tratar de aliviar su incomodidad. Cuando nuestro perro hace eso, debemos tratar de ayudarlo. Cuando las glándulas anales se infectan, puede ser doloroso para nuestro perro.

 

Los veterinarios te pueden enseñar a como liberar manualmente las glándulas  anales o si pagas, ellos puede hacerlo. Si tu perro restriega su trasero bastante y recientemente has  liberado su glándulas anales, puede ser otro tipo de problema como los gusanos o una infección. Asegúrate de que el veterinario lo vea pronto.

 

 

9. Restregar su cabeza en el suelo: Tierno a primeras, hasta que tu perro entra y notas que huele a podrido. Los perros, como los humanos tienen cierta preferencia por ciertos olores. Mientras que tu prefieres el olor de la colonia Channel, tu perro prefiere eau de cacolas o perfume de cosas muertas.

 

10. Esconde chuches y/o huesos: Tu perro es listo. Probablemente esconda su hueso o chuche porque no tiene hambre en ese momento y quiere tenerlo para más tarde cuando tenga hambre.  Si vemos que nuestro perro se empieza a molestar cuando estamos cerca del área donde él escondió el hueso, puede ser que tenga agresividad por la comida y debemos tratarlo. Háblalo con el veterinario o con un entrenador de perros para pedirles consejo

 

 

Vía: http://barkpost.com por Rachel Crocetti

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s