¿Por qué los perros, comen y comen y comen…?

Existe un Viejo cliché sobre los perros, que ellos comerán todo lo que les pongas delante de ellos, da igual que estén llenos o no. Puede haber cierta verdad en ello, pero no todos los perros son máquinas voraces de comer. Algunos están contentos con unos snack en su cacharro  y los comerán y otros o pararán hasta que estén llenos, no importa que ya hayan comido.

 

Así que muchos nos preguntaremos “¿Por qué  mi perro actúa como si estuviera hambriento siempre? La respuesta corta es… no estamos seguros. Algunos expertos creen que los perros nos ven como fuente de alimentación después de que  los lobos se hubiera domesticado ellos mismos (los lobos eran curiosos y no agresivos, y se acercaron lo suficiente  a los campamentos de humanos para comerse las sobras y ser recompensados con más comida)

 

Esto, combinado con sus instintos naturales  después de una cacería (“comer cuando el lobo alfa te deje y antes de que otros lobos puedan”)

 

Los lobos(o perros) cazando en manada tambien aprencen el concepto de que la comida es un recurso limitado. Puede que no coman todos los días o cualquier día, así que ellos caen en la mentalidad de  “ coger todo  mientras podamos”. Aunque el perro coma dos o tres veces  diariamente.

 

Cierto es  que nuestro perros domésticos hace mucho tiempo que no son lobos salvajes, así que les resulta duro conciliar este antiguo comportamiento con la conducta moderna. Probablemente nuestros perros nunca se dediquen a cazar ni a compartir la comida en orden con la manada. Otra posibilidad es que nuestro perro no está tan hambrientos. Son buenos manipulándonos para darles comida.

 

 

Como manejar a un perro hambriento

 

Si tienes un perro que se come todo, especialmente si tiene sobrepeso,  tenemos que controlarlo. Tenemos que consultar con el veterinario las necesidades diarias de alimento para nuestro perro, crear un ritual de alimentación con horarios incluidos y seguirlo a rajatabla. No dejes que otros le den chuches y sólo debes dárselos cuando cumpla con su trabajo y se los haya ganado mostrando calma y sumisión.

 

Cuando empieces con un horario, deja la comida en el plato hasta que el perro se aleje de ella, haya comido o no y entonces recoges el plato. Esto refuerza la idea de que es hora de la comida y que no habrá más hasta la siguiente.

 

 

Un súbito cambio de apetito

 

Puede ser que tu perro no sea un comedor voraz y sabe cuando parar. Los hábitos de un perro pueden cambiar. Cuando lo hacen, pueden ser señal de algo Si tu perro pasa de comer a devorar, necesitamos determinar la causa para poder librarnos del problema tan pronto sea posible.

 

Solo hay una razón para ese cambio: psicología. Las razones psicológicas incluyen los cambios en el ambiente.  ¿Te has mudado o ha habido algún cambio en los miembros de la manada? Por ejemplo, ¿Alguno de los niños se mudó o hay un nuevo miembro?

 

Cosas como esa pueden desencadenar una ansiedad y Seguridad que puede cambiar la mentalidad del perro. Una parte de la manada se fue o un nuevo miembro que se ha unido puede ser la fuente de la ansiedad. En caso de un nuevo perro, tenemos que monitorizar las cosas para ver si el nuevo perro no lo está intimidando o robando la comida cuando tú no lo estás viendo.

 

Si perro dócil empieza a mostrar señales de agresión cuando come, definitivamente es una causa psicológica con lo que tenemos que sobrellevar el problema trabajando con la ansiedad del perro antes los cambios en casa.

 

Si lo que hay es un  Nuevo humano en la familia, debemos dejarle alimentar al perro con chuches por un tiempo. Si alguien a dejado la familia, podemos poner alguna prenda que huela a él cerca de la comida. Si hay un nuevo perro, dejar que ambos se ganen su comida sentándose y mostrando calma y sumisión. Tenemos que alimentarlos en bowls separados a una cierta distancia y vigilarlos para no dejar que uno se aproveche del otro, aunque sea solo para olisquear una vez que hayan terminado la comida.

 

 

Si no todo está en la cabeza de perro

 

Si no ha habido cambios recientes en casa y  aún así el perro se ha vuelto un devorador de comida, puede ser que haya algún problema físico y puede ser síntoma de estas causas:

 

·         Edad

·         Una sobrepoblación de bacterias en su intestino.

·         La enfermedad de Cushing

·         Diabetes

·         Insuficiencia pancreática.

·         Hipertiroidismo

·         Reacción a una mediación.

 

En mucho de los casos mencionados arriba el mecanismo de incrementar el hambre de tu perro es el mismo: a el cuerpo de tu perro le resulta imposible absorber los nutrientes o digerirlos correctamente con lo que su apetito incrementa. Si están famélicos a pesar de que les des toda la comida que necesitan, ellos necesitan compensarlo comiendo de todo.

 

 

 

 

 

Vía: http://www.cesarsway.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s