Las peores cosas que un perro se ha comido (parte 3)

Esta es la última parte del artículo sobre las cosas  más extrañas que un perro puede comerse:

 

 

8.- Monedas.  Un pug de 2 años llamado Stella fue llevado al veterinario después de pasársela continuamente vomitando una noche. Durante una exploración abdominal se le encontró una moneda de 25 centavos de dólar y 104 centavos (pennies) en su estómago.

 

Después de una cirugía, Stella se recuperó. Quizás ahora su dueño pueda irle a comprar un chuche con el $1,29 dólar que recuperó.

 

9.- Cuchillo:   Una labradora llamada Lucy  fue llevada al veterinario después de que se tragara un cuchillo de  bolsillo. El veterinario le dio un trozo pequeño de comida y le administró Apomorfina lo que hizo que tuviera un episodio de vomito que le hizo expulsar  el 9,2 x 2,3 centímetros de cuchillo.

 

10.- Pelota de trapo:  cuando  la dueña de un Golden retriever volvió a casa después del trabajo, vió que su perro D´Jango estaba jugando con una pelota de trapo. Su hijo le dijo que la otra pelota de trapo faltaba así que lo llevaron al veterinario.

 

La radiografía fue clara como el cristal. La pelota de trapo estaba dentro del estómago del perro. Una dosis de  Apomorfina le fue administrada y D´Jango vomitó la pelota.

 

Afortunadamente esto perros se recuperaron de sus aventuras gastronómicas, pero es una buena idea recordar que si nuestro perro ingiere materiales peligrosos tenemos que llevarlos al veterinario.

 

 

Vía: http://barkpost.com por Griffin Shaffer 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s