Señales que te pueden ayudar a saber si nuestro perro tiene algún desorden mental

Nota:    Como siempre tenemos que consultar con un  profesional si vemos cualquier gran cambio en la conducta de nuestro perro o en sus hábitos. Ellos son como nosotros, tanto en los bueno como en lo malo. Los perros, como los humanos, pueden desarrollar problemas mentales que le pueden impedir llevar una vida sana y feliz. Y nosotros, como dueños que somos, podemos usar alguna terapia con ellos. Estas son algunas señales que nos ayudaran a identificar si hay algún problema mental.

1.- Después de años de intentar cazar su cola, por fin lo logra. Muchos perros lo intentan pero se rinden porque saben que es una batalla perdida. Si tu perro se puede pasar horas haciéndolo puede ser un signo de un desorden obsesivo-compulsivo o de ansiedad.

2.- Duerme más de lo habitual. Muchos perros de frenan con la edad y pueden dormir mas por ello. Sin embargo,  si nuestro perro es joven o a empezado a parecer extremadamente letárgico, puede ser señal de depresión canina. El dormir de más también puede ser signo de otros problemas de salud como diabetes, infecciones ,etc.

3.- Rechazan la comida. Algunos perros comen menos de la cantidad recomendada y eso está bien, esas cantidades son solo porcentajes. Si vemos que el apetito de nuestro perro disminuye drásticamente, puede ser señal de depresión o ansiedad.

4.-Se lame compulsivamente. Si nuestro perro de lame compulsivamente un punto de su cuerpo, puede tener alguna herida o puede ser una manifestación de ansiedad. Nadie quiere usar el cono en su perro pero puede hacerse daño si se lame con mucha frecuencia.

5.- Perdió a su mejor amigo perruno. Perder a una mascota para la familia puede ser difícil para todos, en especial para las otras mascotas si eran muy afines. Si tu perro come menos, duerme más  o tiene hábitos extraños, puede ser tiempo para llevarlo a terapia para ayudarle a superar la pérdida de su mejor amigo.

6.- Perdió a su humano. Los perros también tienen mejores amigos humanos. Si un perro ha perdido a un miembro de la familia, se pueden poner depresivos. Podemos pasar más tiempo con él , llevándolo de paseo regularmente y dándole de comer a sus horas o llevarlo a conductista para que lo ayuden con al pérdida, como hacemos con nosotros mismos.

7.-Esta más ansioso por el tráfico de lo que tú estás: Aunque estamos acostumbrados a vivir en la ciudad podemos estresarnos con el tráfico o con mucha gente por la calle. ¡Imaginaros lo que es vivir en Manhattan! Si nuestro perro está demasiado ansioso o incómodo a pesar de estar acostumbrado, es hora de asegurarnos que su nerviosismo no es una manifestación de  una ansiedad más profunda.

8.-Su Thundercap ha dejado de funcionar. Una thundercap ayuda a disminuir los estímulos visuales en nuestro perro ante situaciones estresantes lo cual hace que mantenga la cama en sitios con demasiado ruido o con mucho tráfico. Si aun usando la Thundercpa o la thundershirt sigue ladrando fuerte o se pone agresivo en situaciones estresantes, es hora de hacerle un chequeo.

9.- Su cola está poco firme. Y no por culpa de un esguince. No hay mejor manera que juzgar  el humor de un perro que leyendo su lenguaje corporal. Sabemos que una cola en movimiento es un buen signo. Muchas razas de perro experimentan el síndrome de la cola “esguinzada”, lo que significa que su cola deja de ser recta y se vuelve “coja”, suele curarse ella sola en algunos días. Si la puede mover y no quiere puede ser un síntoma de depresión

10.- Tiene un desorden afectivo estacional. Si, nuestro perro también pueden sufrir SAD( Seasonal Affective Disorder) o “tristeza de Invierno”, una depresión y letargia que viene cuando los días se vuelven más oscuros y fríos. Si creemos que nuestro perro sufre SAD, podemos cambiar el horario de paseo para maximizar la luz diurna aunque sea febrero.

11.- Intenta cazar a su sombra. Alguna vez a ella misma. Esto no es tan habitual como cazar su cola, pero puede ser un síntoma de un desorden obsesivo. Usualmente, los perros necesitan estimulación mental, en especial las razas inteligentes o puede ser que se sientan inseguras por algo. De cualquier manera, hay que  ir con un conductista si nuestro perro se pasa horas cazando su sombra cuando tiene mejores cosas que hacer como jugar a la pelota, pasear o comer.

12.- Se asusta de la gente incluido tu.  Esto no es descabellado. Los perros que muestran agresividad no son malos perro, pero necesitamos asegurarnos que nuestros perros no harán daño a otros perros o a las personas. La agresión, así como las conductas obsesivas son usualmente una manifestación se inseguridad y un terapista de perros puede ayudarnos a encontrar la causa para que nuestro perro pueda vivir con nosotros seguros y felices.

13.- Se come toallas o camisetas.  Nuestro perro no es una cabra. Los cachorros pueden morder cualquier cosa de casa porque no saben que no lo deben hacer. Si un perro adulto de repente comienza a morder todo, es probablemente un síntoma de un desorden compulsivo. A nuestro perro le gusta la buena comida, así que si come otras cosas de casa es un problema para ambos.

14.-  Podemos necesitar algún entrenamiento.Estudios recientes han demostrado que las diferentes razas de perros tienen temperamentos y tendencias diferentes. La agresividad puede cambiar de una raza a otro y es más resultado del ambiente y del dueño que de la raza en sí. Toma clases de entrenamiento para asegurarte que no seas  tú el que provoca la agresividad en tu perro por tu lenguaje corporal.

15.-Te sientes triste. Otros estudios demuestran que los perros responden a la tristeza humana y empatizan con tu pena.  No, los perros no leen la mente, pero como buenos dueños debemos saber que nuestros perros usan pistas que les damos por nuestro tono o humor.  Si nuestro perro parece triste, puede ser que sea porque tú también lo estás.  Intentad entre los dos superarlo y si no podéis id con un especialista.

16.- Nosotros sabemos lo mejor para nuestro perro. Confía en tu instinto. Si vemos algún síntoma raro o errático en nuestro perro, no dudes en preguntar al veterinario. Como los humanos, los perros tienen problemas emocionales o psicológicos, si se ignoran estos problemas pueden ir a mayores.

image

Vía: http://barkpost.com por Thea Raymond-Sidel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s