Como introducir a tu bebé con tu perro.

 
Un bebé nuevo en casa es una bonita experiencia pero un poco confusa para nuestro perro, especialmente si era “hijo único”

Aquí unos consejos de cómo preparar a nuestro perro para la llegada del bebé.

1.- Poner sonidos de llanto de bebé durante la comida: Empezamos con un sonido bajo, si nuestro perro no reacciona, incrementamos el sonido en cada comida. De repente pondremos el sido a cualquier hora y le damos premios para que toleren el sonido. Así cuando nuestro bebé llore  el perro se habrá a acostumbrado a su llanto.

 

2.- Has los cambios que tengas que hacer en tu casa lo antes posible. Un ambiente cambiante puede estresar a  los perros. Así que mientras más rápido coloquemos las cosas del bebé en casa, mayor tiempo tendrán para acostumbrarse.

 

3.- Desensibiliza  tu perro para el trato duro: Los niños pequeños son grandes exploradores y usan las manos para conocerlo todo. Pero no siempre gusta  a los perros. Como los niños no controlan su fuerza pueden ser rudos en la manera de tratar al perro. Así que tenemos que acostumbrarlos al trato rudo y evitar que reaccionen mal. Hay que hacerlo unas 5 veces por día y mientras estamos jugando con ellos o con premios, para que haya una asociación positiva.

 

4.- Crea un espacio designado solo para el perro para el momento que se sienta desbordado. Puede ser su cama, una jaula o una habitación donde el bebé no esté permitido. Tenemos que asegurarnos que sea un espacio que al perro le guste y se sienta seguro. Dejar en ese espacio su comida, agua y juguetes que necesite. También es buena idea esconder comida para que el perro la busque.

 

5.-Enseña a tu perro a relajarse: No importa lo que pase, hay que enseñarle a relajarse el mismo es un deber. No podemos relajarlo nosotros si por ejemplo estamos dándole de mamar al bebé al mismo tiempo

 

6.- Practica paseos con el carrito. Si nuestro perro puede hacer paseos a lado del carrito, hay más oportunidad de que se ejercite y obtenga más atención por parte tuya.ç

 

7.- Asegúrate de entender el lenguaje corporal canino. Muchos dueños se creen que entienden lo  que su perro les está diciendo pero algunas veces no es verdad. Si cometemos el error de malentender la conducta de nuestro perro y nuestro bebe lo está estresando alguien puede resultar herido. En muchos de los casos, los mordidas de los perros son predecibles y prevenibles. El estrés viene primero, la mordida después. Así que tenemos que asegurarnos que somos capaces de identificar los síntomas de estrés de nuestro perro.

 

Es importante asegurarnos que nuestro bebé y nuestro perro no se quedarán juntos solos sin supervisión. Tenemos que enseñar al bebé que no puede coger al perro, poner su cara cerca de la cara del perro, abrazarlo o molestarlo mientras está durmiendo.

 

image

Via: http://barkpost.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s