Cosas que hacemos que le rompen el corazón a nuestro perro

  1. Ven aquí ahora: Esperamos que nuestros perros vengan a nosotros sin ninguna recompensa, pero ellos han aprendido que si vienen a nosotros siempre la hay, así que si nuestro perro ha hecho una travesura nunca lo llames para reprenderlo.
  2. Saltar alrededor: Nunca dejes que tu perro salte alrededor de la gente, aunque tu invitado diga que está bien, él no sabe distinguir entre un niño de 2 años o un abuelete con la cadera destrozada.
  3. Restregar su nariz en eso: Recomensar a ti perro por hacer sus cosas fuera de casa es el primer paso para su entrenamiento. Sin embargo, los accidentes pueden suceder y grutarle a tu perro, restregarle la nariz en sus orines o defecaciones o darle un tortazo no enseña al perro a hacer sus cosas fuera. Les enseña a tenerte miedo.
  4. Jugar a tirar de la correa sin reglas claras: A los perros les justa tirar de la correa. No permitas que vaya delante de ti, si el perro tira, plántate, una vez que la correa se relaje, continua tu paseo. Recuerda que esto es entrenamiento y mientras más lo hagas mejor lo harán los dos. No olvides recompensarlo por hacerlo bien
  5. El tiempo de meado no es tiempo de juego: Tenemos que enseñar a nuestro perro que tiene primero que hacer sus cosas y una vez hechas entonces podrá jugar.
  6. Vete a tu habitación: Nos quejamos de que nuestro perro pasa poco tiempo en su cama, pero ¿Cuántas veces la hemos usado como lugar de castigo?
  7. Ladrar: Acariciar a tu perro, jugar con él o imitar su ladrido, hace que su ladrido se refuerce. Tenemos que recompensarlo cada vez que deje de ladrar para que así recuerde que nos gusta cuando está en silencio.
  8. Haciéndole caso a sus ruegos: Esos grandes ojos viéndote es difícil de ignorar. Es difícil hacerlo cuando lo tienes en tu regazo. Nunca le des de comer cuando estas comiendo. No pienses que no lo recordará, si es que son más listos que el hambre.
  9. Permiso para comer lo que está sobre la encimera de la cocina: Nunca dejes comida sobre la encimera, mejor prevenir que lamentar. Así que recompensa a tu perro por estar fuera de la cocina.
  10. Jugar es importante:  Los perros necesitan gastar su energía, si no jugamos con ellos, ya se buscarán la manera de hacerlo, y a lo mejor no nos gusta como lo hacen. Así que es mejor que juguemos con ello o los ejercitemos con largos paseos.
  11. Sobornos: ¿Tu perro solo te hace caso si hay alguna recompensa de por medio? Se trata de que lo recompenses después de hacer una acción y no antes.
  12. Mordisquear: Ellos tienen una necesidad de mordisquear. Darle juguetes para que puedan hacerlo es el primer paso. Si vemos que nuestro perro esta mordisqueando algo que no debe, debemos dirigirnos hacia el (sentarlo, tocarlo o acostarlo) y quitarle lo que esta mordiendo y dándole uno de sus juguetes. Una vez que empiece a morderlo, recompensarlo.
  13. Pellizcar: Los cachorros son muy juguetones y pellizcarte con sus dientes puede ser dulce, pero cuando crecen puede ser peligroso. Así que no permitas que te mordisqueen. Enséñale a moderar la presión de su mordida. Si te muerde sin querer exclama “ouch” y vete.
  14. Gruñir: Es la manera de demostrar que tiene miedo o se siente amenazado. No lo reprendas por eso, lo que hay que hacer es tratar de sacarlo de esa situación,
  15. Meada sumisa: Puede que alguna vez hayas sido recompensado con una meada de tu perro  cuando lo acaricias, le hablas o lo miras. Si ves que lo hace por eso, ignóralo y date la vuelta. Nunca lo regañes pues puede ser contraproducente.
  16. image

Vía: http://barkpost.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s