Mito: mi perro odia al perro del vecino:

 

Mito. Si se ladran el uno al otro a través de una valla, ellos solo están reclamando el territorio. No hay nada personal en ello. La excitación t los ladridos también pueden indicar que se quieren conocer y están frustrados porque hay una barrera entre ellos. También hay que prestar atención al lenguaje corporal. Que las colas estén en vertical no quiere decir que se vayan a agredir  al igual que no todos los ladridos son agresivos.

 

Si el perro de tu vecino y el tuyo se han peleado, no quiere decir que siempre que se vean va a ver una tangana. Los perros no son así (nosotros si). Si nosotros le transmitimos emociones negativas cada vez que vemos al perro del vecino, es nuestro comportamiento el que dispara esa conducta en el perro.

 

La mejor solución es que tú y tu vecino paseen a los perros juntos, como en una manada. Una vez que los humanos involucrados aprendan a relajarse en esa situación, los perros también lo harán. O conectan o se ignoran pero no se pelean.

 

image

Vía: http://www.cesarsway.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s