Niños y perros

Un perro puede reforzar el sentido de responsabilidad de un niño, por ejemplo, si llevamos al perro al veterinario, podemos pedirle que ponga atención a lo que nos dijo el veterinario y así ayudarnos a seguir las instrucciones que nos dieron.

El perro desempeña también un papel para la educación y desarrollo del niño ya que con el puede jugar, correr, etc.

Le puede ayudar a saber los límites de como tratar a un perro ya que seguramente si le tira de las orejas o del rabo el perro se puede mosquear o gruñirle pero nunca morderlo. Así sabe el niño que puede hacer y que no con un perro.

Un niño aprenderá que nada es para siempre y que su fiel amigo puede morir. Los perros suelen vivir de 10 a 15 años de promedio y así  pueden preparar al niño a enfrentarse y aceptar  la muerte de un ser querido ya sea humano o perruno.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s