¿Cómo cuidar las glándulas anales de tu perro?

“Los sacos anales son dos pequeñas glándulas situadas dentro del ano de perros y gatos, a ambos lados del mismo, encargadas de liberar una sustancia similar al aceite y muy olorosa”, explica la veterinaria Wendy Brooks en en estudio veterinario.

Estos efluvios traseros son usados por nuestros perros para comunicarse: indican si una perra inicia el celo, si tiene miedo o ganas de jugar.

Los perros saben cono vaciar las glándulas anales pero veces no pueden y esto puede producir problemas de salud.

Los perros que no pueden vaciarla arrastran su culete por el suelo porqué piensan que así lo lograrán o persiguen su cola o se lamen el culete.

Una mala alimentación puede estar detrás de este problema, puede provocar infecciones o lo que es peor, la rotura del saco. Si vemos que hay sangre en esa zona es mejor llevarlo al veterinario.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s